Mamá Quiero Ser Artista: 8 Primeros Pasos.

Quiero ser artista pero…¿cómo doy los pasos?

Hoy en día para ser artista tienes primero que poseer este arte, talento y habilidad natural y luego con tu esfuerzo llevarlo a otro nivel.

Seguro que te habrás cruzado con esa persona que sin dedicarse a la música te ha cantado en una fiesta o encuentro de amigos y ha terminado transmitiendo más que un artista profesional.

Ese es un primer indicio a tener en cuenta pero si te parece vayamos analizando cuáles deben ser los primeros pasos a seguir para encauzar lo que podría ser el comienzo de tu inmersión en la música.

1º | Identifica cuáles son tus puntos fuertes y qué te hace diferente

Antes de nada, lo primero que debes hacer es garantizar que cantando sentado en un parque, eres capaz de transmitir a los desconocidos (como bien comentaba anteriormente).

Uno de los grandes problemas radica en tomar como termómetro la reacción de nuestros seres más allegados y créeme; eso no vale.

Un amigo, un hermano o tu propia pareja nunca van a ser objetivos.

Piensa que en la música ahora hay mucha pero que mucha competencia por lo que si tomas la decisión de intentar dedicarte a esa pasión, lo deberás hacer con ciertas garnatías.

Un punto fuerte también puede estar en tu estilo en cuanto a la imagen se refiere. Hay personas que de manera natural tienen un estilo muy marcado.

Una tercera cuestión podría estar en tu personalidad (marca personal).

La marca personal para un artista no es más que la huella que pretendes dejar en el cerebro de los que consuman tu música.

Hasta hace años, dudo que un alto porcentaje de los grandes artistas se parasen a estudiar este aspecto pero hoy, para ser artista y vivir de la música es de obligado cumplimiento comenzar a sembrar los cimientos de una marca que consolide tu carrera en la música.

2º | Qué hueco vienes a cubrir que el mercado pueda estar demandando

Otro cuestión a tener en cuenta es la obligatoriedad de, con tus medios, tratar de detectar que parte del pastel de la música puede ser interesante para ti.

Te conozco!! no trates de apoderarte de un gran trozo de ese pastel, será casi imposible.

Hoy, cuanto más pequeño sea tu nicho musical, más posibilidades tendrás de abanderarlo.

No es igual hacer pop que “beach pop” como mis queridos Bombai.

El solo hecho de ponerle etiqueta y luego de demostrarlo con la esencia de marca y estilo de canciones, te ayudará a escalar a otro ritmo posicionándote en el mercado.

Ahora, si lo que pretendes es hacer lo mismo que los artistas que copan los primeros puestos en las listas de Spotify……..morirás en el intento.

3º | Cuál es la mejor vía para hacerte con muy buenas canciones

Nos adentramos en el territorio del producto.

El producto es lo más importante aunque hoy una muy buena canción sin un buen marketing musical detrás no llegará a ninguna parte (siempre pensando en la gestión desde la independencia).

En base a todo lo anterior, deberás trabajar duro para hacerte con canciones memorables.

La canción es la que debe dar sentido a todo el trabajo previo.

Mira este post que escribí hace poco tras un viaje a Roma donde saqué conclusiones de éxito entre la Fontana de Trevi y una canción.

Si compones, te recomiendo que no des un paso al frente hasta tener el llamado “tema lanzadera”; esa canción cuya características son las más idóneas para abrirte mercado.

Este tipo de canciones suelen tener un alto carácter de emotividad o de diversión, dependiendo del terreno donde te muevas.

Deberá poseer de alguna manera potentes “hooks” que faciliten el acceso a la mente del consumidor.

Deberá tener un estribillo que confirme la calidad de la obra.

Si no tienes capacidad de momento para conseguir este objetivo, podrías componer con otros colegas. Siempre es recomendable y muy enriquecedor.

Si entre tus atributos no está el de la composición, lo tendrás más complicado teniendo que acudir a una editorial o amigo compositor para que te cubran el expediente.

Aquí la complicación es notoria ya que ninguna editorial va a querer ofrecer canciones buenas a artistas que aun no han dejado huella en el mercado.

4º | Cuál es la mejor manera de mostrar esas canciones

Cuando tengas el single toca trabajar.

Lo primero que deberás pensar es qué productor necesitas para elevarla a otro nivel.

Cuando tengas la obra final, podrías distribuirla a través de las diferentes plataformas de consumo como Spotify, Deezer, Apple Music para que cuando alguien la descubra en las redes (por ejemplo) la tenga a su disposición con calidad a golpe de un solo click.

Aquí tendrás que pensar en el formato estrella: el video.

No inviertas dinero en un videoclip y trata de exponerte con buenos videos pero en diferentes formatos.

Está comprobado que el videoclip cada vez tiene menos relevancia. Tu fan quiere videos auténticos y el videoclip es todo lo contrario.

Lo que sí considero interesante es la creación de un buen lyric video.

Luego piensa en maneras ocurrentes de mostrar tu esencia con videos de corta duración.

5º | Qué personas de mi entorno podrían colaborar en los comienzos del proyecto

Los comienzos son duros, no te lo voy a negar.

La soledad te va a invadir en muchos momentos y la parte más conservadora de ti, pedirá de manera constante que arrojes la toalla. Es normal.

En este caso, mi recomendación es tratar de superar este tipo de obstáculos y la mejor manera de hacerlo es integrando en tu proyecto a perfiles con un denominador común: aportar.

En los comienzos no tendrás presupuesto para contar con expertos contrastados, por ello, tendrás que hacerlo con las mejores de las armas que tengas a tu disposición.

Mira en tu círculo más cercano qué personas podrían de alguna manera aportar.

Para que esto suceda de manera casi natural, esa persona deberá creer y sentir tu proyecto. De no ser así, no será eficiente.

¿Crees que tienes entre tus familiares o amigos a alguien que domine el territorio del video? ¿y alguien con perfil y capacidad para liderar eventos?…

Toda ayuda que llegue para aportar, bienvenida será.

6º | Cuáles podrían ser los 3 primeros objetivos a corto plazo

El caos mental llega demasiado pronto en la carrera de un artista en fase A.

A partir de aquí perdemos más tiempo de lo previsto tratando de nadar en la dirección que indique nuestra intuición y en la mayoría de los casos, adoptamos la incorrecta.

Aquí, para poner algo de orden, recomiendo que te marques 3 objetivos a corto plazo que puedas llegar a alcanzar y que ayuden a darle forma a tu proyecto.

Objetivos como:

# Superar los primeros 5.000 fans en Facebook.

# Conseguir una colaboración con artista o influencer que tenga más comunidad que el artista.

# Aprender a crear campañas Ads para atraer fans a mi fanpage que no me conozcan.

Es una buena manera de tener cierto itinerario sobre el que navegar.

7º | Cómo podría adquirir conocimiento en el nuevo marketing musical

Un artista que quiera hoy desarrollar su carrera desde la independencia, debe tener formación y conocimiento de la materia para tomar decisiones acertadas y no perder tiempo y dinero en probar sin sentido.

Teniendo conocimiento de music marketing, sabrás qué pasos debes dar y en qué orden para que tu proyecto coja músculo.

No puedes tratar de seducir a una compañía discográfica si no tienes visibilidad en la red.

Para esta fase, te recomiendo que te pongas en manos de expertos con carrera contrastada en la música.

Ojito que hay mucho “experto invisible” deambulando por la red que no solo no aportará sino que aumentará el caos en tu mente.

8º | Qué primera estrategia debo trazar para conseguir visibilidad

Cuando adquieres formación y posees conocimiento en la materia, es el momento de trazar una estrategia que sirva como hoja de ruta a seguir.

Tendrás que poseer habilidad para hacerla tuya y poderla llevar a cabo.

Cuidado porque en esta fase aparece otro gran moustruo en la vida del artista, el miedo.

Aquí nos escudamos en la “eterna perfección” y nunca terminamos que sentirnos satisfecho con la realidad por lo que vamos atrasando el momento de pasar a la acción.

Mi experiencia me dice que no hay nada mejor que echar a andar con las armas que tengas y asumir que los errores y fracasos son “piezas” del puzzle que se pueden convertir en oportunidades y aprendizajes.

fuente: musicalizza.com